Muerte súbita cardíaca en deporte de competición. Valor del screening preparticipativo


Dr. Fernando de la Guía

 

Muerte súbita cardíaca durante la participación en deportes de competición ¿Es útil el screening?


La incidencia de muerte súbita cardíaca (MSC) durante la participación en actividades deportivas sigue siendo desconocida. Se postula que los programas de detección de preparticipación dirigidos a prevenir la MSC durante las actividades deportivas pueden identificar a los atletas en riesgo; sin embargo, la eficacia de estos programas sigue siendo controvertida. En este estudio publicado en la prestigiosa revista New England Journal of Medicine se intenta identificar todos las paradas cardíacas (PCR) que ocurrieron durante la participación en actividades deportivas dentro de una región específica de Canadá, así como determinar las causas de las mismas.

En este estudio retrospectivo se  utilizó la base de datos de paro cardíaco Rescu Epistry (que contiene registros de cada paro cardíaco atendido por paramédicos) para identificar todas las PCR extrahospitalarias ocurridas entre 2009 y 2014 en personas de 12 a 45 años años de edad durante la participación en un deporte. Los casos fueron designados como paro cardíaco súbito (es decir, que tiene una causa cardíaca) o como un evento resultante de una causa no cardíaca, sobre la base de registros de múltiples fuentes, dende se incluyeron informes de llamadas de ambulancia, informes de autopsias, datos hospitalarios y registros de entrevistas directas con pacientes o familiares.

RESULTADOS
  • En el transcurso de 18,5 millones de años-persona de observación, 74 PCR ocurrieron durante la participación en un deporte; de estos, 16 ocurrieron durante deportes competitivos y 58 ocurrieron durante deportes no competitivos.  
  • La incidencia de PCR durante los deportes competitivos fue de 0,76 casos por cada 100.000 atletas, de los cuales un 43,8% de los atletas sobrevivieron a la PCR. 
  • Entre los atletas competitivos, se atribuyeron 2 muertes a miocardiopatía hipertrófica y ninguna fue causada por  miocardiopatía arritmogénica ventricular derecha. 
  • Se determinó que 3 casos de PCR que ocurrieron durante la participación en deportes competitivos eran potencialmente identificables si los atletas se hubieran sometido a un examen médico de preparticipación.

CONCLUSIONES
De los datos obtenidos se concluye que la incidencia de PCR durante la participación en deportes competitivos fue de 0,76 casos por 100.000 atletas-años. La PCR secundaria a una cardiopatía estructural fue poco común durante la participación en deportes competitivos. 



COMENTARIOS
Los resultados indican que la MSC durante la participación en deportes competitivos es rara, las causas son muy variadas y lo más llamativo es que más del 80% de los casos no se habrían identificado con el uso del cribado clínico preparticipativo sistemático sólo o en combinación con el cribado de preparticipación basado en electrocardiografía.

La incidencia de PCR durante la participación en deportes competitivos en este análisis (0,76 casos por cada 100.000 años atletas) es similar a la publicada previamente, y en este trabajo se incluye personas resucitadas, lo que proporciona una estimación más completa de la incidencia. En comparación se ha informado que la incidencia de PCR repentina en la población general del mismo grupo de edad (12 a 45 años) es de 4,84 casos por 100.000 años-persona.

Se remarca lo poco probable que es la presencia de una PCR debido a enfermedad cardíaca estructural, ante lo que los autores del trabajo publicado plantean dudas sobre el valor potencial de la detección o screening preparticipativo. La cardiopatía estructural, como la miocardiopatía hipertrófica, es más probable que se detecte por electrocardiografía que otras causas de PCR y se cita con mucha frecuencia como motivo para realizar un cribado preparticipativo.   

Entre los sobrevivientes identificados en este estudio, ninguno de ellos tenía una condición que probablemente pudiera ser identificada por un examen preparticipativo. Entre las personas que fallecieron, los datos publicados sugieren que la detección sistemática de preparticipación podría haber identificado un máximo de 3 personas que estaban en riesgo de sufrir una PCR súbita. Este cálculo supone que el cribado habría identificado anomalías en el atleta con miocardiopatía hipertrófica que no se había sometido previamente a un cribado de preparticipación y que los 2 atletas que murieron y tenían resultados de autopsia normales tenían condiciones que podrían haberse identificado mediante cribado. En total, suponiendo que se hubiera determinado que todos estos atletas estaban en riesgo de sufrir una PCR con el uso del cribado, al menos 146.000 atletas tendrían que someterse a un cribado para identificar a 1 persona que tuvo un paro cardíaco súbito durante su participación en deportes competitivos.

Así pues, las 2 ideas esenciales del trabajo que comentamos es que entre los atletas competitivos, la incidencia de PCR se estimó en 0,76 casos por cada 100.000 atletas al año; y que la PCR debida a  enfermedad cardíaca estructural ocurrió con muy poca frecuencia durante los deportes competitivos. A pesar de estos resultados, nunca debemos olvidar que una gran parte de las MSC en deportistas se producen fuera de la competición, en casa o durmiendo tras la realización de la actividad deportiva, y muchos de estos casos no son reportados.Y por otra parte cuando combinamos un reconocimiento preparticipativo en atletas con historia clinica positiva, ECG con alteraciones patológicas, las posibilidades de diagnosticar causas susceptibles de MSC son muy altas. El debate sigue abierto!!!




REFERENCIA
Cameron H. Landry, M.D., Katherine S. Allan, Ph.D., Kim A. Connelly, M.B., B.S., Ph.D., Kris Cunningham, M.D., Ph.D., Laurie J. Morrison, M.D., and Paul Dorian, M.D., for the Rescu Investigators.
Sudden Cardiac Arrest during Participation in Competitive Sports.
N Engl J Med 2017;377:1943-53. 

Comentarios