El ejercicio protege de muerte súbita en jóvenes

💻 Dr. Fernando de la Guía
@Cardio_delaGuia

Deporte y muerte súbita cardíaca en jóvenes

En este post de nuestro blog analizamos un interesante estudio norteamericano (área metropolitana de Portland, Oregon, EE. UU, entre 2002-2015, población aproximada de captación de 1 millón) publicado en la revista Circulation (1), sobre la muerte súbita cardiaca (MSC) en pacientes jóvenes, con una evaluación detallada de los registros de los sistemas de emergencias, historia clínica y autopsias.

Se comprobó que en este grupo de personas (entre 5 a 34 años de edad) que padecieron una MSC extrahospitalaria, un 39% eran obesas, pero únicamente un 14% estaban participando en actividades deportivas en el momento del paro cardiaco. Resalta la necesidad de evaluar la relación de los factores de riesgo cardiovascular tradicionales en la MSC, ya que la mayoría tenían 1 ó más factores de riesgo cardiovascular característicos (obesidad, diabetes, hipertensión, colesterol elevado y tabaquismo), insistiéndose en la necesidad de tratarlos adecuadamente, ya que es precisamente en este grupo de personas donde menos intensivos y tenaces somos a la hora de iniciar un tratamiento farmacológico.

Este estudio aporta el dato de que la MSC relacionada con el deporte representa menos del 15% de todos estos episodios, y en estos casos, los deportistas tenían muchas más probabilidades de sobrevivir, porque solían ser presenciado por "testigos" o viandantes que podían realizar una reanimación cardiopulmonar (RCP). Pero también se subraya el hecho de que sólo el 42% recibieron una RCP, cifra realmente baja, lo que denota la falta de educación y capacitación de la gran mayoría de personas en este sentido.

Así pues, de los 3.775 casos de MSC, 186 (5%) ocurrieron en individuos que tenían entre 5 a 34 años de edad, y 26 casos (14%) se relacionaron con los deportes como factor desencadenante. La MSC sucedió durante la práctica de un deporte o en un lapso subsiguiente no mayor de una hora en 39% de los individuos de más corta edad (de hasta 18 años), pero esto ocurrió solo en 13% de los que tenían 19 a 24 años y en 7% en los jóvenes de 25 a 34 años.
Los deportes fluctuaron desde gimnasia, carrera, ciclismo, baloncesto y esquí (dos a cuatro MSC para cada uno) hasta béisbol, fútbol americano, montañismo, equitación, escalada de rocas y natación (un paro cardiaco cada uno).

La RCP realizada por testigo fue realizada en 42% de los casos relacionados con deportes y en 32% de los casos no relacionados con deportes (p = 0,37), pero las personas que tuvieron una MSC en un contexto deportivo, tuvieron más probabilidades de ser reanimados y sobrevivir hasta el alta hospitalaria (28% frente a 11%; p = 0,05).

Otro hallazgo a destacar es que en esta población joven, hubo una prevalencia relativamente elevada de factores de riesgo cardiovascular: diabetes (9%), hipertensión (15%) y antecedente de tabaquismo (25%), 22% tenían sobrepeso (índice de masa corporal, 25 a 29 kg/m2) y 40% eran obesos.

En general, la causa más frecuente fue síndrome de muerte súbita por arritmia (31%), enfermedad coronaria (22%) y miocardiopatía hipertrófica (14%).

Otro hallazgo que llama la atención en relación con otros estudios previos, es que en éste, sólo el 29% de los individuos tenían síntomas previos, como angina de pecho, palpitaciones y mareos (33% de casos relacionados con el deporte frente a 28% en los casos no relacionados con el deporte; p = 0,61).

Además en este estudio se destaca la importancia de los esfuerzos preventivos que se extienden más allá de la evaluación deportiva antes de la participación y que se podrían aplicar en consultas preventivas en niños y adultos jóvenes, con  control de los factores de riesgo cardiovascular habituales como tabaquismo, obesidad, hipertensión e hiperlipidemia, que podrían tener un impacto beneficioso muy importante, ya que en este trabajo se ha comprobado que los sujetos que padecieron MSC tenían más de un factor de riesgo en el 58 % de los casos.

CONCLUSIONES
En definitiva, se comprueba que el deporte fue el desencadenante de MSC en una minoría de los casos (14% del total de MS en jóvenes), y en la mayoría de los pacientes ocurrió sin síntomas de alarma (menos de 1/3 de personas). En más de la mitad (58% de los pacientes) se registraron factores de riesgo cardiovascular clásicos siendo la obesidad el más frecuente, sugiriéndose un importante papel de las intervenciones en salud pública para el screening de factores de riesgo en edades más tempranas. Y los pacientes con MSC relacionada con el deporte presentaron con más frecuencia un ritmo desfibrilable y una mayor supervivencia tras RCP realizada por testigos.



REFERENCIA

Jayaraman R, Reinier K, Nair S, et al. Risk Factors of Sudden Cardiac Deayh in the Young: A Multiple-Year Community-Wide Assessment. Circulation 2017, originally published December 21, 2017.
http://circ.ahajournals.org/content/early/2017/12/20/CIRCULATIONAHA.117.031262

Comentarios