Entrenamiento aeróbico de intervalos y fibrilación auricular (FA) a corto plazo: mejoría evidente

En la prestigiosa revista Circulation ha sido publicado en enero de 2016 un artículo que consideramos muy interesante en el mundo de la Cardiología del deporte en relación con el ejercicio y la fibrilación auricular (FA).

La presencia de FA en atletas se ha descrito en numerosos estudios. En 1998 el grupo escandinavo de Karjalainen publicó el primer estudio prospectivo longitudinal que mostraba asociación entre la práctica deportiva de resistencia y la FA. Tras 10 años de seguimiento se encontró que la incidencia de FA entre estos deportistas fue del 5.3 % en comparación con el 0.9 % de los sujetos control. Del mismo modo la incidencia de FA en el subgrupo de deportistas de resistencia de mediana edad sin factores predisponentes fue inesperadamente elevada, con un riesgo relativo para FA aislada asociada al ejercicio físico intenso del 5.5 %.

A continuación vamos a resumir el reciente estudio publicado en Circulation:

Antecedentes: El entrenamiento físico es un tratamiento efectivo para las comorbilidades de la fibrilación auricular (FA). Sin embargo, un alto nivel de ejercicio de resistencia se asocia con un aumento de la prevalencia de FA. En este ensayo noruego se evaluaron los efectos del entrenamiento aeróbico de intervalos (AIT: Aerobic Interval Training) sobre los síntomas de FA, la salud cardiovascular y la calidad de vida (CV) en pacientes con FA.

Métodos y Resultados:
  • 51 pacientes con FA no permanente fueron aleatorizados para AIT (n = 26), que consistía en 4 intervalos de 4 minutos al 85-95% de la frecuencia cardíaca máxima, 3 veces por semana durante 12 semanas, y un grupo control (n = 25) que continuaba con sus hábitos de ejercicio regular.
  • Se empleó un Holter implantable que registró la presencia de FA desde 4 semanas antes a 4 semanas después del período de intervención. Se evaluó la función cardíaca, el consumo máximo de oxígeno (VO2 pico), el perfil lipídico, la calidad de vida y síntomas de FA antes y después de las 12 semanas del período de intervención.
  • El tiempo medio en FA aumentó del 10,4% a 14,6% en el grupo control, mientras que se redujo de 8,1% a 4,8% en el grupo de ejercicio (p=0,001 entre grupos). La frecuencia de síntomas de FA (p=0,006) y la gravedad de los síntomas FA (p=0,009) se redujeron después del entrenamiento de intervalos aeróbico (AIT).
  • El entrenamiento aeróbico de intervalos mejoró el VO2 pico, la fracción de eyección del ventrículo izquierdo (FEVI), la aurícula izquierda, las medidas de salud general y vitalidad de calidad de vida, así como los valores de lípidos en comparación con los controles.
  • Hubo una tendencia hacia un menor número de cardioversiones y menos ingresos hospitalarios después de los entrenamiento aeróbico de intervalos (AIT).

Conclusiones: El entrenamiento aeróbico de intervalos (AIT) durante 12 semanas redujo el tiempo de FA en pacientes con FA no permanente. Esto es seguido por una mejora significativa en los síntomas de FA, el VO2 pico, la función del ventrículo y aurícula izquierda, los niveles de lípidos, y la calidad de vida.


Comentarios:
El entrenamiento aeróbico de intervalos consiste en alternar niveles de intensa actividad con niveles bajos, por ejemplo entrenamientos que se basan en caminar y cada dos minutos trotar un poco y luego volver a caminar, repitiendo esta secuencia unas cuatro veces. Se puede realizar con diferentes actividades: caminar, correr, nadar, bailar, bicicleta, así como con máquinas: elípticas, tapiz rodante y bicicletas estáticas.

Los beneficios del entrenamiento por intervalos se han presentado en numerosos estudios: mejora la condición física, favorece la pérdida de grasa abdominal, aumenta la resistencia cardiovascular, reduce la frecuencia cardiaca en reposo, mejora la FEVI, disminuye la presión arterial, previene la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.


Aquí te indicamos un ejemplo de entrenamiento aeróbico por intervalos, recordando que siempre es muy importante y necesario un adecuado calentamiento.

  1. Trotar 10 minutos de forma suave.
  2. Subir una cuesta o pendiente casi al máximo de tu capacidad.
  3. Volver al punto de partida
  4. Repetir esta actividad 5 veces más y posteriormente trotar 10 minutos para recuperarte.
  5. Posteriormente realiza otras 6 series subiendo la cuesta y bajando al trote.
  6. Para finalizar, debes trotar otros 10 minutos y el entrenamiento aeróbico por intervalos a llegado a su fin.
  7. Esencial es la realización de estiramientos.

Recuerda, la parte principal debe tener una duración entre 20 y 30 minutos. Recomendable no beber grandes cantidades de líquidos durante este tipo de entrenamiento.

Por lo tanto, el entrenamiento por intervalos es una técnica de ejercicios que combina breves períodos de esfuerzo con algunos minutos de descanso.

Otro ejemplo sería si caminas en una cinta en el gimnasio, puedes hacer 4 minutos de caminata normal combinados con 1 minuto de caminata acelerada; luego 4 minutos de caminata normal para reponer energías y entonces 3 minutos de caminata acelerada, para volver a descansar 4 minutos con una caminata normal y repetir 1 minuto de caminata acelerada.

Referencia:

Aerobic Interval Training Reduces the Burden of Atrial Fibrillation in the Short Term: A Randomized Trial.

http://circ.ahajournals.org/cgi/content/long/CIRCULATIONAHA.115.018220v1



AUTOR
Dr. Fernando de la Guía
@Cardio_delaGuia 

Comentarios