ADAPTACIÓN DEL VENTRÍCULO IZQUIERDO AL EJERCICIO.

👦 Dr. Fernando de la Guía

@Cardio_delaGuia

VENTRÍCULO IZQUIERDO Y EJERCICIO. CAMBIOS GEOMÉTRICOS EN RELACIÓN CON LA ACTIVIDAD FÍSICA EN DEPORTISTAS DE ÉLITE.

En el anterior post de #CardiologiaDeportiva analizamos la respuesta auricular a la actividad física, y en el estudio que vamos a comentar se evaluaron los efectos de diferentes tipos de ejercicio sobre la geometría del ventrículo izquierdo (VI) en atletas blancos de élite femeninos y masculinos.

En este trabajo se evaluó una cohorte de 1.083 deportistas sanos de élite y blancos (41% mujeres, con una edad media de 21,8 ± 5,7 años), empleando para ello electrocardiograma (ECG) y ecocardiograma. La geometría del VI se clasificó en cuatro grupos basados en el grosor relativo de la pared (RWT) y la masa del VI (LVM) según las pautas de la European and American Society of Echocardiography: 


  • Normal (normal LVM / normal RWT).
  • Hipertrofia concéntrica (aumento de LVM / aumento de RWT).
  • Hipertrofia (aumento de LVM / RWT normal)
  • Remodelado concéntrico (LVM normal / aumento de RWT).


¿Cuales fueron los resultados obtenidos?:

  • Amplia representación de disciplinas deportivas: participaban en 40 disciplinas diferentes con tasas de participación similares entre hombres y mujeres con respecto al tipo de ejercicio. 
  • Las mujeres mostraron menor masa del VI (LVM) (83±17 g/m2 vs 101±21 g/m2, p<0,001) y grosor relativo de pared (RWT) (0,35±0,05 vs 0,36±0,05, p<0,001) en comparación con los atletas masculinos.
  • Las mujeres también mostraron dimensiones inferiores absolutas de VI (49±4 mm frente a 54±5 mm, p<0,001), pero después de la corrección para el área de superficie corporal, las dimensiones indexadas del VI fueron mayores en las atletas femeninas (28,6±2,7 mm/m2 frente a 27,2±2,7 mm/m2, p<0,001).
  • La mayoría de los atletas tenían geometría normal del VI.
  • Las mujeres que compiten en deportes dinámicos presentaron hipertrofia excéntrica en comparación con los atletas varones (22% vs 14%, p<0,001). En este subgrupo, sólo el 4% de las mujeres comparado con el 15% de los hombres demostró hipertrofia concéntrica/remodelación (p<0,001).



Conclusiones:

Los atletas altamente entrenados generalmente tienen una geometría normal del VI. Sin embargo, las atletas femeninas que participan en un deporte dinámico a menudo exhiben hipertrofia excéntrica. 

Aunque el remodelado concéntrico o la hipertrofia en los atletas masculinos que participan en un deporte dinámico es relativamente común, es raro en atletas femeninas y puede ser un marcador de la enfermedad en una atleta sintomática.


Comentarios:

Los resultados obtenidos en este trabajo sugieren que las atletas femeninas presentan aumentos más pequeños en el espesor de la pared del VI en comparación con los atletas masculinos.

La evidencia de un remodelado o hipertrofia concéntrica significativa en un atleta masculino que participa en un deporte dinámico podría ser más probable que represente una adaptación normal del VI que los mismos hallazgos en una atleta femenina.




REFERENCIA:

Finocchiaro G, Dhutia H, D'Silva A, et al. Effect of Sex and Sporting Discipline on LV Adaptation to Exercide. 

JACC Cardiovasc Imaging 2016; Nov 16 



AUTOR
Dr. Fernando de la Guía
@Cardio_delaGuia 

Comentarios