QUÉ TIPOS DE DEPORTE SON MÁS BENEFICIOSOS PARA LA SALUD


Asociación entre diferentes tipos de deportes y ejercicio con mortalidad por todas las causas y enfermedades cardiovasculares: un estudio de cohorte de 80.306 adultos británicos.

 


En nuestro blog de #CardiologíaDeportiva traemos este estudio realizado en Inglaterra y Escocia, donde se analiza la influencia de diferentes deportes y actividades físicas sobre la mortalidad por todas las causas y mortalidad cardiovascular. Tal y como han demostrado numerosos estudios, la actividad física es muy saludable cuando la comparamos con el sedentarismo, y en este trabajo llama la atención los buenos resultados obtenidos por los deportes de raqueta, destacando en el lado opuesto el que sólo el 44% de los británicos realizan adecuadamente ejercicio semanal.

La evidencia de los efectos a largo plazo de la práctica de disciplinas deportivas sobre la salud es escasa, y este fue unos de los objetivos de este estudio, donde se examinó la asociación de seis tipos de deporte/ejercicio con el riesgo de mortalidad por todas las causas y por enfermedades cardiovasculares (ECV).

Los deportes de raqueta (tenis, bádminton, squash), la natación, los ejercicios aeróbicos (clases de aeróbic/ gimnasia/"keep fit"/"fitness") y el ciclismo parecen ser las mejores actividades físicas, según este trabajo publicado en el British Journal of Sports Medicine (1), que examinó la información sobre más de 80.000 adultos que participaron en encuestas nacionales de salud entre los años 1994 y 2008.

La edad media de los encuestados fue de 52±14 años (54% mujeres, alto porcentaje en comparación con otros trabajos) y fueron preguntados sobre tipo y cantidad de actividad física que habían realizado en las 4 semanas anteriores. incluyendo la intensidad de dicho ejercicio (‘Was the effort usually enough to make you out of breath or sweaty?’). La actividad deportiva más frecuente entre los encuestados fue la natación, seguida del ciclismo, los ejercicios de aeróbic, correr ("runner/jogger"), deportes de raqueta y fútbol/rugby.

Los investigadores también estudiaron la supervivencia de los encuestados durante un promedio de 9 años tras la finalización de la encuesta: 8.790 murieron de todas las causas, incluyendo 1.909 por ECV. Menos de la mitad de los encuestados (algo más del 44%) cumplieron con la cuota semanal de actividad física recomendada cuando fueron encuestados.

Después de tener en cuenta diferentes factores influyentes, los autores del artículo identificaron qué deporte o ejercicio parecía ser el más beneficioso. En comparación con los participantes que dijeron que no habían hecho ejercicio, hallaron que el riesgo de muerte por cualquier causa era:
  • 47% menor entre los que practicaban deportes de raqueta (badminton/ tenis/ squash) (HR=0.53, 95% CI 0.40 to 0.69);
  • 28% menor entre los nadadores (HR=0.72, 95% CI 0.65 to 0.80);
  • 27% menor entre los que participaron en ejercicios aeróbicos (clases de aeróbic/ gimnasia/"keep fit"/"fitness") (HR=0.73, 95% CI 0.63 to 0.85);
  • y un 15% menor entre los ciclistas (HR=0.85, 95% CI 0.76 to 0.95);
  • no se observaron tales asociaciones en corredores (running/jogging) y para los que jugaron al fútbol/rugby.

Cuando los investigadores analizaron el riesgo de muerte por ECV, encontraron una reducción significativa de este riesgo del:
  • 56% en aquellos que practicaron deportes de raqueta (HR=0.44, 95% CI 0.24 to 0.83);
  • 41% en los nadadores (HR=0.59, 95% CI 0.46 to 0.75);
  • y del 36% (HR=0.64, 95% CI 0.45 to 0.92) para deportes aeróbicos, en comparación con los que no habían practicado deporte;
  • pero no hubo asociaciones significativas para el ciclismo, los corredores y los que practicaron fútbol (muy baja prevalencia entre la población, lo que puede ser un sesgo importante).





Los investigadores encontraron un 43% de reducción del riesgo de muerte por todas las causas y una reducción del 45% de riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular entre corredores (runners/joggers) en comparación con los que no corrieron, pero esta ventaja no se consideró significativa cuando otros factores influyentes fueron tomados en cuenta. Estos datos, no tan positivos para algunos deportes, podrían explicarse por el corto período de tiempo (4 semanas) utilizado en los cuestionarios sobre qué tipo de actividad física habían realizado, no suficientemente extenso como para diferenciar el comportamiento a largo plazo sobre la salud, dando lugar a unos resultados erróneos. Parece, por tanto, que si bien los resultados no son estadísticamente significativos, este estudio se suma a otros que apoyan los efectos beneficiosos del correr/trotar sobre la mortalidad por todas las causas y sobre las ECV.

Las conclusiones del estudio fueron que estos hallazgos demuestran que la participación en deportes puede tener beneficios significativos para la salud pública, por lo que se recomienda fortalecer la evidencia científica de que el deporte es bueno para la salud y promover una mayor participación deportiva entre la sociedad.

COMENTARIOS:

Está bien establecido que la actividad física tiene múltiples beneficios cardiometabólicos para la salud. Este estudio es importante por la gran cantidad de encuestados y por el periodo de tiempo analizado. Pero es cierto que hay que tomar en consideración algunos aspectos, como por ejemplo que el impacto de correr y trotar podría haber sido subestimado. Además el tamaño muestral de los participantes que practicaron fútbol o rugby fue pequeño, lo que podría explicar el aparente bajo impacto positivo de estas actividades. Otro sesgo del estudio es la estacionalidad, ya que la investigación de algunos deportes puede haber quedado fuera de temporada, y disminuir su prevalencia, con resultados no tan positivos como con otros deportes.
Si que se encontraron asociaciones sólidas entre la participación en deportes tales como la natación, ciclismo, deportes de raqueta y ejercicios aeróbicos, con reducciones significativas en la mortalidad por todas las causas y por ECV, lo que debe servir para apoyar a la sociedad a desarrollar y promover programas deportivos y pautas cotidianas de actividad física.

Pero hay que llevar cuidado con este estudio porque alguno podría malinterpretar que el correr o jugar al fútbol/rugby no va a proteger contra las ECV, ya que en el registro si que se aprecia que tanto los corredores como los futbolistas tuvieron una menor tasa de muerte por enfermedad cardíaca. Así pues, se trata de un estudio observacional, por lo que no se pueden sacar conclusiones firmes sobre causa y efecto. Se basa en un único cuestionario para determinar la cantidad y tipo de actividad física, y evidentemente no debe considerarse como un estudio definitivo y la fiabilidad del mismo no es total. 

La conclusión más evidente que se debe extraer es que debemos seguir prescribiendo actividad física a nuestros pacientes, porque es la mejor terapia, "es la mejor pastilla" para reducir el riesgo cardiovascular, y debemos seguir concienciando a la sociedad que el deporte es un hábito divertido y saludable desde una edad temprana.

Ahora que se está anunciando en España y otras naciones un incremento de impuestos en refrescos y bebidas azucaradas, no estaría de más que este dinero recaudado estuviera dedicado principalmente para financiar actividades deportivas en escuelas, institutos, así como en mejoras de las maltrechas instalaciones deportivas.

Habrá mucha gente que nos puede decir que no les gusta realizar actividades deportivas, como el tenis, correr, nadar, jugar al fútbol, al baloncesto o al balonmano, pero aquí está nuestro objetivo como médicos, tenemos que estimular a nuestros pacientes a ser activos de otra manera, como por ejemplo caminando 150 minutos semanales, o salir a pasear con su bicicleta, y reducir en la medida que sea posible la vida sedentaria que suelen llevar.

¿Cómo podría impactar estos resultados en la práctica clínica?
Estas observaciones deben apoyar a los médicos a considerar la participación deportiva como una forma eficaz de mejorar la salud. Por lo tanto, la conclusión final de este estudio es que la participación en diferentes deportes (tenis, natación, ejercicios aeróbicos, etc.) se asocia con una reducción de mortalidad total y cardiovascular.




REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA:
1 Oja P, Kelly P, Pedisic Z, et al. Associations of specific types of sports and exercise with all-cause and cardiovascular-disease mortality: a cohort study of 80306 British adults, British Journal of Sports Medicine (2016). DOI: 10.1136/bjsports-2016-096822
Br J Sports Med doi:10.1136/bjsports-2016-096822

AUTOR
Dr. Fernando de la Guía
@Cardio_delaGuia 

Comentarios