Embarazo y Miocardiopatía Hipertrófica

💻 Dr. Fernando de la Guía
@Cardio_delaGuia
Miocardiopatía Hipertrófica y Embarazadas ¿Factor de Riesgo?

En este post queremos remarcar informacion concerniente a las mujeres diagnosticadas de miocardiopatia hipertrófica (MCH) y que están embarazadas. Resumimos lo recientemente publicado en la revista J Am Heart Assoc. (1), donde de hace una muy buena revisión sobre el impacto de las características demográficas, el estilo de vida y las comorbilidades en la expresión clínica de la MCH. Y en este post vamos a resumir el referente al embarazo.

Tal y como se menciona, el embarazo se caracteriza por cambios fisiológicos significativos en el sistema cardiovascular, que incluyen aumentos en el gasto cardíaco, volumen de líquido extracelular y distensibilidad arterial, y reducción de la presión arterial y resistencia periférica total.

Además se producen cambios hormonales: niveles aumentados de estrógenos y progesterona, que ocasionan vasodilatación. Al principio del embarazo se produce una activación sustancial del sistema renina-angiotensina-aldosterona y como resultado se produce un aumento en el volumen plasmático (2). Estos cambios fisiológicos también afectan el corazón, con un aumento significativo en el espesor y la masa de la pared del ventrículo izquierdo. La enfermedad cardiovascular preexistente por lo tanto puede verse exacerbada por las adaptaciones que ocurren durante la gestación (3).

A pesar de estas preocupaciones, el embarazo suele ser bien tolerado por mujeres asintomáticas o levemente sintomáticas con MCH. El ventrículo izquierdo hipertrofiado puede acomodar el aumento del gasto cardíaco y el volumen sanguíneo, y la reducción de la resistencia vascular sistémica y generalmente no tiene consecuencias sobre las presiones de llenado del ventrículo izquierdo.

El desarrollo de síntomas de insuficiencia cardíaca es poco común durante el embarazo y ocurre en <5% de los pacientes con MCH asintomática. Los problemas más comunes están relacionados con la disfunción diastólica, la obstrucción del tracto de salida del VI (TSVI) y las arritmias.

¿Cuáles son los principales predictores de eventos maternos y neonatales?
En pacientes embarazadas con MCH, los síntomas preexistentes de insuficiencia cardíaca, la hipertensión pulmonar y la obstrucción severa al TSVI (4). Cabe destacar que los embarazos múltiples probablemente no afecten la historia natural de la enfermedad ni su expresión fenotípica (5).



REFERENCIAS


Comentarios