Miocardiopatía Arritmogénica y Ejercicio ¿Cuándo Mayor Riesgo?

💻 Dr. Fernando de la Guía
@Cardio_delaGuia

EJERCICIO Y RIESGO DE ARRITMIAS EN PACIENTES CON MIOCARDIOPATIA ARRITMOGÉNICA. 


En este post de Cardiología Deportiva vamos a analizar un artículo recientemente publicado en la revista JACC (1) donde se cuestionan cuáles son las relaciones entre la duración e intensidad del ejercicio y las arritmias ventriculares (AV) que pueden amenazar la vida en pacientes con miocardiopatía arritmogénica (MA).

Para ello se estudiaron los hábitos de ejercicio de 173 pacientes (edad media de 41 años) con MA. El ejercicio de alta intensidad se definió como > 6 METS y la duración prolongada del ejercicio se definió como un ejercicio semanal > a una mediana de 2,5 horas.

Una AV que amenaza la vida del paciente se definió como un historial previo de paro cardíaco, taquicardia ventricular sostenida o fibrilación ventricular, o una descarga apropiada del desfibrilador  implantado (DCI). Tras el diagnóstico de una AV, se les aconsejó a todos los pacientes que se abstuvieran de realizar deportes de competición.

¿Cuáles fueron los resultados obtenidos en este estudio?
  • El 52% de los pacientes reportaron un ejercicio de alta intensidad.
  • El 48% de los pacientes había experimentado una AV que amenazaba la vida. 
  • Esta AV con riesgo vital fue más prevalente entre los pacientes que informaron ejercicio de alta intensidad sobre aquellos con ejercicio de baja intensidad (74% frente a 20%), y también más prevalente con ejercicio de larga duración que de corta duración (65% vs. 31%).
  • El ejercicio de alta intensidad se asoció de forma independiente con un antecedente de AV potencialmente mortal (odds ratio, 3,8), pero no se asoció con el ejercicio de larga duración.

Conclusiones:

El ejercicio de alta intensidad está fuertemente asociado con un historial de AV que amenazan la vida en pacientes con miocardiopatía arritmógenica, independientemente de la duración del ejercicio prolongado.


Comentarios:

Se trata del primer estudio que analiza la intensidad y duración del ejercicio y el riesgo de padecer arritmias ventricular potencialmente malignas en pacientes con MA. Estudios previos habían demostrado una asociación entre el ejercicio y los resultados negativos en estos pacientes. Estos resultados nos permiten remarcar recomendaciones más específicas para el ejercicio en personas diagnosticadas de MA, ya que hasta ahora simplemente se aconsejaba la abstención de los deportes competitivos. 


Con estos hallazgos, debemos informarles que deben evitarse los ejercicios de alta intensidad (correr, ejercicios aeróbicos, fútbol o natación), incluso cuando se realiza en un entorno no competitivo, mientras que el ejercicio de baja intensidad, incluso cuando se realiza durante un período prolongado, no parece ser perjudicial.

¿Cuál se supone que es la razón de este efecto negativo? Probablemente el ejercicio de alta intensidad tiene un efecto más marcado en el estrés de la pared del ventrículo derecho que el ejercicio de baja intensidad, independientemente de la duración del ejercicio.




REFERENCIA

(1) Harmful Effects of Exercise Intensity and Exercise Duration in Patients With Arrhythmogenic Cardiomyopathy.
Lie OH et al. 
JACC:Clinical Electrophysiology March 2018.
    

Comentarios