ECG en el Baloncestista

💻 Dr. Fernando de la Guía @Cardio_delaGuia

Interesante estudio que analiza cuáles son los criterios específicos de interpretación electrocardiográfica en jugadores de baloncesto de élite. 

Por todos es conocido que un entrenamiento intensivo a largo plazo está asociado con cambios estructurales cardíacos que pueden reflejarse en los electrocardiogramas de superficie (ECG). Este estudio busca aclarar la aplicabilidad de los criterios de interpretación de ECG de atletas para jugadores de baloncesto de élite, un grupo de deportistas que está demostrado que desarrollan una significativa remodelación cardíaca.
La prevalencia de hallazgos electrocardiográficos anormales en jugadores de la NBA es mayor que en otros grupos de atletas estudiados. Se trata de un estudio observacional que incluye los exámenes de ECG de pretemporada de jugadores de la NBA que participaron en las temporadas 2013-2014 y 2014-2015, además de todos los participantes en las combinaciones de predraft de la NBA 2014 y 2015. Se realizaron exámenes de julio de 2013 a mayo de 2015. El análisis de datos se realizó entre diciembre de 2015 y marzo de 2017.
Se analizaron 3 criterios de interpretación de ECG para atletas: Seattle (2012), refinado (2014) e internacional (2017). Los resultados anormales del ECG se compararon con los datos ecocardiográficos.
Se incluyeron un total de 519 baloncestistas de la NBA, donde se observó que 81 jugadores (15,6%) tenían resultados clasificados como anormales según criterios internacionales. La presencia de ondas T negativas fueron las anormalidades más frecuentes. Se observaron tasas más altas de anormalidades bajo criterios previos específicos.
De 519 atletas masculinos, 409 (78.8%) eran afroamericanos, 96 (18.5%) eran blancos y los 14 restantes (2.7%) eran de otras razas/etnias La edad media (DE) fue de 24,8 (4,3) años. Los cambios fisiológicos relacionados con el entrenamiento estuvieron presentes en 462 (89.0%) atletas en el estudio. 
Según los criterios de Seattle, 131 (25.2%) tuvieron hallazgos anormales, en comparación con 108 (20.8%)  bajo criterios refinados y 81 (15.6%) según los criterios internacionales. 
El aumento de la edad y el aumento del grosor parietal relativo (RWT) en el ecocardiograma estuvieron altamente asociados con clasificaciones anormales de ECG; 17 de 186 atletas (9.1%) en el grupo de edad más joven (edad 18-22 años) tenían ECG anormales en comparación con 36 de los 159 atletas (22.6%) en el grupo de mayor edad (27-39 años) (odds ratio, 2.9; 95% CI, 1.6-5.4; P < .001)
La presencia de ondas T negativas (TWI) estuvieron presentes en 32 atletas (6.2%) y esto se asoció con un menor tamaño de la cavidad ventricular izquierda y un aumento de RWT. Uno de los 172 atletas (0.6%) en el grupo de RWT más bajo (rango, 0.24-0.35) tuvo TWI en comparación con 24 de los 163 atletas (14.7%) en el grupo de RWT más alto (rango, 0.41-0.57) (odds ratio, 29.5; 95% CI, 3.9-221.0; P < .001).
Conclusiones
1. A pesar de la mejoría obtenida con las nuevas recomendaciones internacionales sobre los anteriores criterios de ECG en atletas (Seattle y refinados), la presencia de alteraciones en ECG sigue siendo alta en los jugadores de la NBA. 
2. El desarrollo de remodelación concéntrica del ventrículo izquierdo parece tener una influencia significativa en la prevalencia de una clasificación anormal del ECG y anomalías de repolarización en este grupo de deportistas.
REFERENCIA
Waase MP, Mutharasan RK, Whang W, et al.
Electrocardiographic Findings in National Basketball Association Athletes. 
JAMA Cardiol. 2018;3(1):69–74.

Comentarios