Válvula Aórtica Bicúspide en Deportistas

Dr. Fernando de la Guía @Cardio_delaGuia

En este nuevo post de #CardiologiaDeportiva analizamos un estudio español en el que se determina la prevalencia y las características de la válvula aórtica bicúspide (VAB) entre los atletas de élite y se analiza el efecto del entrenamiento a largo plazo en sus aortas. 

La valvulopatía aórtica bicúspide es una enfermedad congénita que puede producir complicaciones durante la edad adulta y que afecta principalmente a varones (3:1). Se ha descrito una asociación familiar con  prevalencia del 24% en familiares de personas afectas, y se han identificado diversas mutaciones, como las de NOTCH1 (que actúa en el desarrollo cardiaco y años después en la regulación del depósito de calcio tisular), ACTA 2 (que codifica para alfa actina muscular, interviniendo en el desarrollo de aneurismas), etc. Por esta razón es recomendable la realización de "screening" de esta patología en familiares de primer grado de personas con esta valvulopatía. La evolución de esta afectación valvular es muy variable, ya que puede dar lugar a problemas en la infancia hasta la vejez, aunque habitualmente los síntomas se presentan en la edad adulta. 

Este estudio es importante porque se analiza este problema valvular en deportistas. Para ello se evaluó una población de deportistas del Centro de Medicina Deportiva del Consejo Nacional de Deportes de España (un total de 5136 atletas), de los cuales se identificaron mediante estudio ecocardiográfico un total de 41 deportistas de élite con VAB, que fueron comparados con otros 41 deportistas de élite con válvula aórtica tricuspide (VAT) y 41 pacientes no atléticos con VAB de tres hospitales terciarios españoles. Dieciséis atletas de élite con VAB que se habían sometido al menos a dos evaluaciones cardíacas separadas por más de 3 años fueron seleccionados para evaluar su curso clínico. 

  • La prevalencia de VAB en atletas de élite fue del 0,8%. 
  • La aorta ascendente proximal fue más grande para ambos grupos con VAB en comparación con los atletas con VAT (p=0.001). 
  • No se encontraron diferencias en los diámetros aórticos entre los atletas VAB y los no atletas VAB. 
  • En los atletas de élite con VAB, las tasas de crecimiento anual para el anillo aórtico, los senos de Valsalva, la unión sinotubular y la aorta ascendente proximal fueron 0.04 ± 0.24, 0.11 ± 0.59, 0.14 ± 0.38 y 0.21 ± 0.44 mm/año, respectivamente. 
  • La insuficiencia aórtica fue la única anormalidad funcional, pero no se encontró una progresión significativa.

Conclusiones:
  1. El entrenamiento de alta intensidad y la competición deportiva parece no agravar la condición de la VAB durante las vida profesional de los atletas de élite. 
  2. Los atletas de élite con VAB y dilatacion ligera-moderada de la aorta pueden realizar ejercicio cardiovascular con alto componente dinámico sin consecuencias adversas, aunque se recomienda un seguimiento ecocardiográfico.



Referencia

Bicuspid aortic valve behaviour in elite athletes
Araceli Boraita Francisco Morales-Acuna, Manuel Marina-Breysse, et al. 
European Heart Journal - Cardiovascular Imaging, Volume 20, Issue 7, July 2019, Pages 772–780.

Comentarios