Consumo de huevos y enfermedad cardiovascular

Dr. Fernando de la Guía 
@Cardio_delaGuia

Una pregunta muy habitual entre los deportistas que acuden a nuestras consultas está en relación con la dieta, y sobre todo con el consumo de huevos.

En este sentido, comentamos en nuestro Blog la publicación de un gran estudio (marzo 2019 en JAMA) de 29.615 personas que informa que los adultos que comieron más huevos y colesterol en la dieta tenían un riesgo significativamente mayor de enfermedad cardiovascular y muerte por cualquier causa. 


El mensaje final que subrayan en este estudio está claramente relacionado con el colesterol. En relacion con los huevos, sabemos que el colesterol es rico en las yemas. Está extensamente comprobado que las personas que consumen menos colesterol tienen un menor riesgo de enfermedad cardíaca. Las yemas de huevo son una de las fuentes más ricas de colesterol en la dieta entre todos los alimentos comúnmente consumidos. Un huevo grande tiene unos 186 miligramos de colesterol en la yema.
Otros productos de origen animal como la carne roja, la carne procesada y los productos lácteos con alto contenido de grasa (mantequilla o crema batida) también tienen un alto contenido de colesterol.
¿Qué cantidad de colesterol diario es recomendable? Esa es la pregunta del millón, porque comer menos de 300 miligramos de colesterol en la dieta por día era la recomendación recomendada antes de 2015. Sin embargo, las pautas dietéticas más recientes omitieron un límite diario para el colesterol en la dieta. En Estados Unidos  un adulto tiene un promedio de 300 miligramos por día de colesterol y come alrededor de tres o cuatro huevos por semana.
¿Qué dicen los estudios? Estudios previos encontraron que comer huevos no aumentaba el riesgo de enfermedad cardiovascular. Pero esos estudios tenían un tamaño muestral pequeño y un tiempo de seguimiento corto. El estudio que indicamos mostró que si dos personas tenían exactamente la misma dieta y la única diferencia en la dieta eran los huevos, se podía medir directamente el efecto del consumo de huevos en la enfermedad cardíaca. Los autores subrayan que el ejercicio, la calidad general de la dieta y la cantidad y tipo de grasa en la dieta no cambiaron la asociación entre el colesterol dietético y las enfermedades cardiovasculares y el riesgo de muerte.
Resultados del estudio: 
  • Comer 300 mg de colesterol en la dieta por día se asoció con un riesgo 17% mayor de enfermedad cardiovascular incidente y un riesgo 18% mayor de muertes por todas las causas. El colesterol fue el factor impulsor independiente del consumo de grasas saturadas y otras grasas dietéticas.
  • Comer tres o cuatro huevos por semana se asoció con un riesgo 6% mayor de enfermedad cardiovascular y un riesgo 8% mayor de cualquier causa de muerte.
 ¿Es fiable este estudio?
Los datos de la dieta se recopilaron mediante cuestionarios de frecuencia de alimentos o tomando un historial de dieta. A cada participante se le pidió una larga lista de lo que habían comido durante el año o mes anterior. Los datos fueron recolectados durante una sola visita. El estudio tuvo hasta 31 años de seguimiento (mediana: 17.5 años), durante el cual se diagnosticaron 5.400 eventos cardiovasculares y 6.132 muertes por todas las causas.
Una limitación importante del estudio es que no se evaluaron los patrones de alimentación a largo plazo de los participantes. Las personas podrían haber cambiado su dieta durante ese periodo, y eso puede sesgar el estudio. 
Ante estos resultados ¿Debemos dejar de comer huevos?
Según el estudio, las personas deben mantener baja la ingesta de colesterol en la dieta reduciendo los alimentos ricos en colesterol como los huevos y la carne roja en su dieta.
Es evidente que no podemos ni debemos suprimir completamente los huevos y otros alimentos ricos en colesterol de las comidas, porque tanto los huevos como la carne roja son buenas fuentes de nutrientes importantes, como aminoácidos esenciales, hierro y colina. Los autores del estudio aconsejan que tomemos las claras de huevo en lugar de huevos enteros o que comamos huevos enteros con moderación.
Así pues, el estudio concluye que entre los adultos de EE.UU. un mayor consumo de colesterol o huevos en la dieta se asoció significativamente con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular incidente y mortalidad por todas las causas de una manera dosis-respuesta. Estos resultados deben considerarse en el desarrollo de guías y actualizaciones dietéticas.
Resultado de imagen de huevo frito
REFERENCIA
Associations of Dietary Cholesterol or Egg Consumption With Incident Cardiovascular Disease and Mortality.
Zhong VW, Van Horn L, Cornelis MC et al.
JAMA 2019 Mar 19;321(11):1081-1095. doi: 10.1001/jama.2019.1572.

Comentarios