Utilidad del ecocardiograma en deportistas

Dr. Fernando de la Guía @Cardio_delaGuia


Interesante trabajo italiano que pone de relieve la importancia de la ecocardiografía en el diagnóstico de las principales patologías cardíacas responsables de la muerte súbita cardíaca (MSC) en los deportistas.

La ecocardiografía es una técnica de imagen no invasiva útil para proporcionar datos clínicos sobre adaptaciones fisiológicas del corazón del atleta, por ello puede ser útil para identificar cardiopatía estructural. Por ello se resalta el papel que podría tener la aplicación y realización de la ecocardiografía en la detección previa a la participación deportiva, ya que muestra una alta sensibilidad y especificidad para la identificación de la enfermedad cardíaca estructural y es la técnica de imagen de línea para la prevención primaria de la MSC en atletas. Además, las nuevas técnicas ecocardiográficas distinguen el remodelado cardíaco del deporte extremo o extenuante del estado inicial de la miocardiopatía, como pueden ser la miocardiopatía hipertrófica o dilatada y la displasia arritmogénica del ventrículo derecho.

¿Qué definimos como muerte súbita (MS)?
Hablaríamos de MS cuando nos encontramos con un evento fatal inesperado y no traumático que ocurre dentro de la primera hora del inicio de los síntomas en un sujeto aparentemente saludable. Las enfermedades cardiovasculares (CV) son responsables de aproximadamente 17 millones de muertes cada año en el mundo y alrededor del 25% de las cuales son repentinas (MSC)
La MS podría definirse como una MSC cuando se sabe que existe una afección cardíaca congénita o adquirida potencialmente mortal durante la vida, o la autopsia identifica una anomalía cardíaca o vascular como la probable causa del evento, o no hay causas cardíacas adicionales evidentes que se hayan identificado mediante un examen postmortem, por lo que podríamos sospechar que un evento arrítmico podría ser una causa probable de muerte.

¿Es muy habitual la MSC relacionada con el deporte?
Los registros que disponemos ponen de manifiesto que representa una proporción pequeña, pero significativa de todas las MSC, ya que podrían suponer un 5% de la MSC. Si tenemos en cuenta todos los deportes, la MSC se produjo solo en el 6% de los atletas jóvenes competitivos, mientras que el 94% fueron deportistas recreacionales o aficionados. Habitualmente afecta a deportistas de más de 35 años, siendo la enfermedad coronaria la causa más común (80% aprox). Los últimos datos estiman que la prevalencia de enfermedades CV que predisponen a la MSC durante el deporte en atletas jóvenes es de 0.2% a 0.7%.

Como bien estamos observando en nuestro medio, el número de deportistas aficionados se ha incrementado mucho en los últimos años, y nadie duda de los abundantes beneficios de la práctica deportiva para mejorar la salud CV, pero también se ha demostrado un aumento de los eventos CV durante su práctica, por lo que es evidente, sin ánimo de aumentar el debate, que el número absoluto de personas en riesgo de sufrir una MSC durante el ejercicio también está aumentando.

Y todos sabemos lo que supone una MSC en un deportista, conocemos que se trata de un evento poco frecuente, pero muy trágico, en una persona que suponíamos sano y fuerte, que provoca un importante drama en las familias y en todo el entorno del deportista, asi como en la sociedad, que incluso se plantea y duda de los beneficios del deporte, y en muchas ocasiones, los medios de comunicación pueden dar lugar a un debate confuso. El gran problema ante el que nos encontramos todos aquellos que trabajamos en la salud del deportista, es que conocemos que la actividad deportiva podría jugar un papel desencadenante de la MSC en atletas con anomalías cardíacas estructurales o eléctricas, generando arritmias malignas, como la fibrilación ventricular, y que estas enfermedades responsables de la MS son clínicamente silenciosas y es poco probable que se sospechen o identifiquen sobre la base de síntomas que presente el deportista.

¿Qué podemos hacer?
La Sociedad Europea de Cardiología planteó un protocolo de detección previa a la participación (PPS) que se centra en tres puntos, que muestra una sensibilidad del 70% para detectar las causas más frecuentes de MSC en atletas jóvenes
1) Antecedentes familiares y personales.
2) Examen físico.
3) Electrocardiograma de 12 derivaciones (ECG). 

Pero, algunas enfermedades estructurales cardíacas, como formas incipientes de miocardiopatías y origen anómalo de las arterias coronarias, pueden pasarse por alto en el examen físico y el ECG, pero pueden identificarse fácilmente con la ecocardiografía.

Por ello, destacamos este estudio italiano, de muy aconsejable lectura y estudio, donde destaca al ecocardiograma como una herramienta útil, accesible y no invasiva para aumentar la sensibilidad de la detección, identificar enfermedades cardíacas y prevenir la MSC en atletas.


REFERENCIA

Echocardiography in Athletes in Primary Prevention of Sudden Death.

Radmilovic J, D’Andrea A, D’Amato A, et al.
J Cardiovasc Echogr. 2019 Oct-Dec; 29 (4): 139-148







Comentarios

Entradas populares de este blog

Bloqueo de Rama Derecha (BRD) en Deportistas

Bradicardia (pulso lento) en Deportistas ¿Qué debemos saber al respecto?

Tensión arterial en deportistas.