Deporte en Verano

Llega el verano, las altas temperaturas, el calor, las ganas de salir a la calle tras unos meses de confinamiento en el que hemos padecido y sufrido con la pandemia de coronavirus, y queremos hacer ejercicio, pasear, correr, salir con la bicicleta, nadar,... y encima con la espada de un probable repunte de la infección, lo cual nos hace ser más prudentes y tener muy en cuenta las medidas necesarias e imprescindibles para evitar contagios.

Sabemos que el ejercicio físico realizado de una forma habitual y a una intensidad moderada es muy beneficioso para todas las edades y el verano es una época ideal para practicarlo. En nuestro entorno, practicarlo al aire libre es fantástico, sobre todo si lo realizamos entre las horas más frescas del día, es decir a primera hora de la mañana o al atardecer. E insistimos mucho en estos horarios porque es muy habitual encontrarse a personas corriendo o en bicicleta a mas de 30º a las 3 de la tarde, cuando más calor hace y menos aconsejado es estar hacer ejercicio. El exceso de calor es un peligro para la salud al provocar mayor agotamiento y marcada deshidratación y un esfuerzo mantenido a altas temperaturas provocará un incremento de temperatura de nuestro cuerpo y sufrir un golpe de calor, superando los 40º, con la aparición de un terrible dolor de cabeza, náuseas y vómitos, calambres, incremento de respiración y de pulso, confusión e incluso pérdida de conciencia.  

Así pues, en estas fechas donde el calor aprieta más, es aconsejable ir bien preparado y, además de elegir un horario adecuado, debemos equiparnos con:

1) Ropa deportiva, que sea ligera, transpirable, para eliminar el sudor y mantenerse seco. El algodón se empapa de sudor y no es adecuado para estas temperaturas, así que es recomendable que sea de poliéster y nailon.

2) Una buena gorra para protegerse del sol, así como unas gafas de sol polarizadas especiales para realizar deporte, con buena adaptación y sujeción.

3) Llevar agua. Es imprescindible una adecuada hidratación. Una botella de acero inoxidable que permite mantener fresca la bebida, y que sea recargable en caso de hacer recorridos largos.

4) Alimentación adecuada. En verano debemos surtirnos de mucha fruta y verduras, ricas en agua. Comidas ligeras, no calientes, evitando grasas de difícil digestión.  

Debemos ser coherentes y prudentes, y saber que tenemos que dosificar nuestras energías. No podemos ir batiendo records en los primeros días, tenemos que ir progresando, tenemos que disfrutar de nuestro ejercicio. Nos mantendrá ágiles física y mentalmente, con un buen estado de ánimo, mejorando nuestra salud, estaremos mucho más relajados y dormiremos mejor. ¿Alguien conoce una pastilla qué aporte tantos beneficios?



Comentarios